Puntuando cómics desde 2018

Críticas

“Superman & Lois”: Volando lejos del Arrowverso

Aprovechando que acaba de estrenarse la serie “Superman & Lois”, que ya puede verse en HBO, hablamos de su primer capítulo sin spoilers.

Lo reconozco: no me gusta el Arrowverso. Aguanté Arrow hasta el cuarto capítulo, disfruté como un enano con la primera temporada de Flash pero no soporté la segunda, no fui capaz de pasar del segundo episodio de Supergirl ni del minuto 20 de Batwoman. Con el resto de series, ni siquiera lo he intentado, pues no pertenezco a su target ni al de CW, el canal juvenil de Warner que emite estas series. Pero soy un optimista, qué le voy a hacer. Así que cuando escuché que se empezaba a preparar una nueva serie protagonizada por Superman y Lois Lane, pensé que a eso le debía dar una oportunidad.

Y si hay algo que me guste menos que el Arrowverso, eso es el Superman de Snyder. No vamos a hablar aquí de la calidad de las películas del Universo Extendido de DC (aunque podríamos hacerlo otro día, quizás cuando llegue la nueva versión de la Justice League), pero el Superman interpretado por Henry Cavill no es Superman, es otra cosa. Ni mejor ni peor, pero otra cosa. Cuando ves a alguien con capa y una S en el pecho golpear primero y preguntar después, deberemos preguntarnos si estamos ante un Bizarro o un Superman malvado que viene de un universo paralelo. Pero cuando apareció Superman en el primer episodio de la segunda temporada de la serie de su prima Supergirl, no pude más que alegrarme del enfoque que le habían dado. Un Superman que sonríe, que saluda, un Superman brillante. Y si bien no seguí con más episodios, ya que la serie en sí no me generaba mucho interés, me alegré de que al menos en algún lugar, alguien estuviera haciendo lo correcto con mi personaje de ficción favorito.


Las series del Arrowverso (en realidad un multiverso, ya que sus personajes viven en diferentes universos conectados) suelen estar cortadas por el mismo patrón: chicos y chicas jóvenes y guapos, un presupuesto limitado, historias excesivamente ligeras, un amplio elenco de personajes secundarios, constantes devaneos y diálogos poco brillantes. Da igual que estemos ante una historia de Flash, de Arrow o de Supergirl: en cualquier momento, los protagonistas irán a tomarse un capuchino a su cafetería favorita mientras hablan de sus problemas de pareja. Es verdad que los guiños a los lectores de toda la vida son constantes, y que se agradecen intentos como el de hacer un crossover basado en eventos clásicos como Invasión o Crisis en tierras infinitas, pero no es suficiente para enganchar a un televidente algo exigente y con poco tiempo libre.

Así que a la hora de comenzar a ver el episodio piloto de “Superman & Lois”, las expectativas eran bajas. Esperaba que los personajes no tardaran mucho en comentar sus problemas de pareja mientras hacían tiempo para que se les enfriara el capuchino. Así que en ningún caso estaba preparado para encontrarme con lo que vi durante los cuatro minutos siguientes a darle al play en la aplicación de HBO. Esos cuatro primeros minutos demuestran más amor por el personaje, entienden mejor al kriptoniano, tienen más magia que las tres veces que Henry Cavill ha interpretado al personaje. Podemos criticar la versión de Tyler Hoechlin (y se está haciendo: su barba de dos días está dando mucho que hablar), pero cuando vemos esos homenajes a la portada de Action Comics 1, a la serie de animación de los hermanos Fleischer, a la primera película de Christopher Reeve y a la que posiblemente es la página más bellamente escrita y dibujada de la historia del personaje (“-¡Qué traje más chulo! -Gracias, me lo hizo mi madre”) ya empezamos a ver que esto no es una serie más del Arrowverso.

Si esto no os enamora, yo ya no sé…

Lo siguiente que nos llamará la atención, una vez superada la sorpresa inicial, es que no estamos aquí ante una obra de bajo presupuesto. Se nota que además de amor, aquí hay dinero. Los efectos especiales son buenos, la banda sonora acompaña a las mil maravillas y la fotografía está a la altura de la de una buena película estrenada en un cine. De hecho, los productores de la serie, el omnipresente Greg Berlanti y su colaborador Todd Helbing, reconocen que han querido hacer un producto diferente, algo de mayor calidad que pueda competir con las series con mejor factura que se pueden ver en otras plataformas.

Escena de “Superman: Las cuatro estaciones”, de Jeph Loeb y Tim Sale homenajeada en “Superman & Lois”.

También nos sorprende la relación entre los personajes, que funciona a las mil maravillas. Hay una química muy fuerte entre el Superman de Hoechlin y la Lois de Elizabeth Tulloch, de la que, usando un dicho que ya huele a viejuno, se nota que es quien lleva los pantalones en la relación. También funciona la relación con sus hijos mellizos y con Martha Kent, cuya presencia da el pistoletazo de salida a la trama de la serie.  También llama la atención, para bien, cómo los protagonistas lidian de una forma realista con la enfermedad mental de uno de los personajes. Lo dicho, esto no es el Arrowverso, es otra cosa.

Y quizás, aunque es pronto para saberlo, esto no sea el Arrowverso. Aunque ya nos habían presentado a estos Clark y Lois en otras series, llama la atención que durante la presentación inicial no se mencione en ningún momento a otros personajes, ni siquiera a la prima Kara. Tampoco nos la encontramos en una escena en la que la familia de Lois y Clark reciben a una serie de personajes. Allí habría tenido todo el sentido su presencia y no hubiese parecido forzado. El que otros personajes ya presentados en este universo como el general Sam Lane, padre de Lois, o Morgan Edge ahora sean interpretados por otros actores refuerza la teoría de que esta serie permanece lejos o ignora intencionadamente el Arrowverso, pero esto no deja de ser más de una teoría que podría ser rápidamente refutada en cuanto tengamos algún cameo de otros héroes.

Lo que sí que sabemos es que este episodio es bueno. Muy bueno incluso. Quizás una de las mejores piezas audiovisuales que adaptan con cariño y fidelidad el universo de Superman, a la altura de las películas de Richard Donner. Quizás en el episodio de la próxima semana nos encontremos con los protagonistas entrando en su cafetería favorita de Smallville y pidiendo un capuchino, pero al menos hemos podido disfrutar de una primera hora de calidad. Y como dice nuestro compañero Iesvs en el Telegram de PuntuaCómics “por ahora a disfrutar de una muy buena primera cita, que ya llegará la rutina y el mal aliento por las mañanas”.  

2 COMENTARIOS

  1. Buen texto. Que conste que el Superman de Cabil no me desagrada, la primera película de Superman, de Reeve, la vi en el cine con 6 años, aún me acuerdo de las colas para las entradas daban la vuelta a la manzana del cine. He visto todas la películas de Reeve, las de otros actores excepto las de Cabil no, me asomare a esta serie a ver qué tal. Ahora que lo pienso, nunca he comprado un cómic de Superman, hasta hace unas semanas, tampoco es Superman, identidad secreta. Mi icono de crío era Conan, y la primera película de Arnold, las demás sobraban o se las podían haber ahorrado, las modernas como que también podían haber quedado en proyecto.
    Gracias

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *